top of page
Buscar
  • Foto del escritorSilvana Bonetto

Estereotipos de belleza y trastornos alimentarios

A lo largo de la historia las diferentes culturas han influido de alguna u otra manera en nuestros cuerpos, en nuestra manera de percibirlo y de habitarlo. Es la cultura la que define, entre otras cosas, los criterios de valoración de la estética corporal. Pero, ¿cómo impactan los valores culturales en la alteración de nuestra imagen y en las conductas alimentarias?

Desde 1975, la obesidad se ha casi triplicado en todo el mundo. Según la Organización Mundial de la Salud, hay más de 1.900 millones de personas adultas con sobrepeso y más de 650 millones con obesidad.

Paralelamente a esta realidad, existe un culto a la delgadez que se suele transmitir como un valor supremo en los medios de comunicación, la publicidad y también en las redes sociales. Muchas veces, esta sobrevaloración de la delgadez, puede llevar a que algunas personas se propongan realizar dietas de moda, ayunos, ejercicio físico intenso y tratamientos o cirugías estéticas.

Estos estándares de belleza pueden llevar a que muchas personas busquen moldear sus cuerpos acorde a esos criterios, sin considerar los efectos negativos que puede producir. Porque bajo esos parámetros, no tener el control del peso resulta sinónimo de fracaso, fealdad y de poca capacidad para agradar y alcanzar metas.

Es importante reflexionar y saber que en otros momentos de la humanidad el sobrepeso era un signo de mayor estatus socioeconómico: es decir, mostraba a aquellos personas que poseían más (más alimentos, más propiedades, más dinero, etc.).

Nuestros hábitos alimentarios están influenciados por la época y nuestra cultura y los trastornos de la alimentación, también.

Los trastornos de la conducta alimentaria que se observan de manera más frecuentes son: la anorexia nerviosa, la bulimia nerviosa y el desorden por atracón. Todos se caracterizan por fijar excesivamente la atención en el peso, en la figura corporal y en la comida, causando conductas alimentarias que pueden ser muy peligrosa y tener un impacto considerable en la capacidad del cuerpo para obtener la nutrición que necesita, causando daños orgánicos y psicológicos.


¡Te invito a escuchar el audio!



Comparto este audio porque considero que la educación es una importante herramienta para cuidar nuestra salud mental. Dejame en los comentarios si te gustó este contenido y de qué otros temas te gustaría recibir información ¡Gracias!


También podés leer el contenido completo en formato Word.



1317 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page